Las cajas secas son contenedores cerrados que permiten mantener una temperatura promedio para el traslado de ciertos productos. Están diseñados específicamente para proteger a la mercancía del exceso de humedad, aire, polvo, lluvia e incluso de la fauna nociva.

Son ideales para el transporte de medicinas, frutas frescas, cereales, pan y otros productos que, si bien no necesitan refrigeración, sí deben estar alejados de la intemperie para que no tengan un deterioro acelerado. Las cajas secas pueden hacerse en una gran variedad de tamaños y su interior se elabora con triplay, paneles galvanizados y otros materiales similares.

Si necesitas una caja seca para tu vehículo llámanos, en Talleres Vampiro te daremos una asesoría llena de profesionalismo para que adquieras una estructura que cubra todos tus requerimientos.